ICDE Internacional Ayudando a las empresas a crecer

Salud y Hábitos Alimenticios Adecuados

Ayudando a las Empresas a Crecer

Salud y Hábitos Alimenticios Adecuados

24/01/2019 Salud 0
Salud y Hábitos Alimenticios adecuados

Salud y Hábitos Alimenticios adecuados.

La formación de buenos hábitos alimentarios es un excelente instrumento para prevenir las enfermedades y promover la salud en la población. Salud y Hábitos Alimenticios adecuados van de la mano.

¿Cómo podemos alimentarnos mejor?

La mejor manera de alcanzar un estado nutricional adecuado es incorporar una amplia variedad de alimentos a nuestra dieta diaria y semanal.

¿Por qué es tan importante la variedad en nuestra alimentación?

Porque no existe un alimento que contenga todos los nutrientes esenciales para nuestro organismo. Así, cada alimento contribuye a nuestra nutrición de una manera especial y cada nutriente tiene funciones específicas en nuestro cuerpo. Para gozar de buena salud, nuestro organismo necesita de una gran variedad en cantidades adecuadas.

Salud y Hábitos Alimenticios adecuados

Existen varias Pirámides de Alimentación Saludable, según quién la recomiende. Estas pirámides nos ayudarán a escoger los alimentos que necesitamos comer todos los días para mantener un buen estado de salud.

Los diferentes alimentos, que se agrupan según su aporte nutritivo característico, deben consumirse en una cantidad determinada a lo largo de la semana, para conseguir una dieta equilibrada.

¿Influye dónde vivimos para tener Salud y Hábitos Alimenticios adecuados?

La Alimentación depende de la zona donde vivamos, de nuestras costumbres y creencias, además de nuestra aptitud ante el día a día. También de las influencias que tenemos en nuestro entorno; incluso de los programas televisivos que veamos, de las noticias, de la literatura alimenticia que leamos y de otras muchas cosas.

Por ejemplo, nuestras convicciones harán que seamos vegetarianos o no; quizá optemos solo por comer fruta que, ya madura, caiga sola del árbol; a lo mejor solo queramos tomar productos lácteos o no tomar ninguno; quizá solo queramos comer carne o pescado; nuestras convicciones y creencias tendrán mucha influencia en nuestra alimentación.

Sea cual sea esa convicción, debemos decir que tenemos que hacerlo de forma apropiada e informarnos de que es lo que nos conviene.

¿Todos los alimentos son iguales para tener Salud y Hábitos Alimenticios adecuados?

Con lo siguiente no quiero decir que no se debe comer carne ni pescado. Solo quiero resaltar que debemos cuidar las fuentes, es decir, de donde proceden. Es decir, debemos revisar las etiquetas que exige la Ley.

Hay que tener cuidado con las carnes y pescados que comemos. No es oro todo lo que reluce, ya que, por ejemplo, a los animales se les cura con antibióticos, como a nosotros, y podremos llegar a ingerir esos antibióticos al comer una ración de ese animal, que nos puede perjudicar.

El pescado cada vez tiene más residuos tóxicos y dependerá mucho del tamaño y de dónde fueron pescados. Los mismo pasa con el resto de alimentos, pero no es para alarmarse y sí para estar informado.

Esto no es un tratado de alimentación.

Si no te gusta o no quieres comer carne ni pescado, diremos que las legumbres mezcladas con algún tipo de grano integral son excelentes fuentes de proteínas.

Otro tema son las grasas. No es lo mismo comer grasa animal que un buen aceite de oliva o una buena porción de aguacate, porque las grasas son necesarias para mantener nuestro organismo en forma. Sin la grasas nos moriríamos.

Por supuesto, verdura, hortalizas, ensaladas y el mundo de las algas, de mares pocos contaminados, completarían una buena dieta sin tener que comer carne, pero ojo con la vitamina B12, que parece, que solo está en los productos animales, por lo que se debería comer huevos o suplementar con un complemento vitamínico.

¿Para dirigir una empresa necesitamos tener salud y hábitos alimenticios adecuados?

Hemos de decir que sería lo ideal. Pero NO debemos confundir ciertas minusvalías con la falta de salud; porque son cosas muy distintas aunque se puedan confundir. Aquí, baste con decir, que todos estaremos de acuerdo que cualquier cosa que hagamos en la vida la haremos mejor cuando no nos duele nada.

La falta de salud suele comenzar por los malos hábito alimenticios y, en muchos casos, mentales. Incluso, muchas veces, los malos hábitos alimenticios provocan malos “hábitos” mentales. Desarrollar buenos hábitos en los “dos mundos” es primordial para poder dirigirnos en la vida y, por tanto, dirigir una empresa.